Algunos datos curiosos de uno de los grandes cómicos del siglo XX

Algunos datos curiosos de uno de los grandes cómicos del siglo XX


Te hablamos de Groucho Marx, o como se llamaba realmente, Julius Henry Marx, y conocido artísticamente por el gran público junto a sus hermanos como los Hermanos Marx.

Nacido en 1890, su apodo derivó de de la palabra “grouch” (“gruñón”) ya que tenía un carácter muy especial. Su padre, Simon Marx, era un sastre sin ningún talento según dicen (“El peor de Nueva York”, según su hijo) y propenso a las ideas disparatadas, pero con mucho sentido del humor y un cocinero estupendo. Su madre, Minnie Schonberg, provenía de una familia de cómicos, y fue la primera en estimular a sus hijos a que saltasen a las tablas, guiándoles en sus primeras actuaciones. 

Junto a sus hermanos Gummo, Chico, Zeppo y Harpo, que tenían grandes cualidades musicales, él mostró rápidamente dotes artísticas, literarias sobre todo, y también, desde joven, fue un gran improvisador.

Conoció a Charles Chaplin en una casa de alterne de Winnipeg (Canadá), aunque parece ser que el futuro ‘Charlot’ no se comportó de forma muy libidinosa: según Groucho, “mientras nosotros cortejábamos a las chicas, él estaba muy ocupado jugando con el perro de la madame”.

Su característico bigote tiene un origen curioso, ya que en aquella época, empezó a usar como estereotipo en sus números a los señores de la alta sociedad de Nueva York. De ahí el esmóquin, la costumbre de andar con una mano a la espalda… Y un mostacho que decidió pintarse cuando comprobó que era mucho más sencillo que pegarse y despegarse, dolorosamente, una pieza postiza. Empezó su carrera en el cine, en Hollywood, junto a sus hermanos tras haber triunfado en Broadway, y todos conocemos películas como Una Noche en la Ópera, Un día en las Carreras, El Hotel de los Líos, Los Hermanos Marx en el Oeste, etc...

Su verdadera vocación fue escribir, y se le daba muy bien, y ahí están libros tan divertidos como Groucho y yo (sus impagables memorias), Camas y el desternillante Memorias de un amante sarnoso. No se conformó con eso, sino que también cultivó amistades como el poeta T. S. Eliot, futuro Premio Nobel de Literatura, que tenía su retrato dedicado en el escritorio.

Cuando rodaban Una noche en Casablanca (la que sería su penúltima película), la Warner les acusó de estar plagiando Casablanca, su gran éxito con Humphrey Bogart e Ingrid Bergman. La respuesta de Groucho, incluía razonamientos tales como: “Estoy seguro de que incluso el espectador medio sabrá distinguir a Ingrid Bergman de Harpo” y otros, propios de este gran artista.

No tenía un carácter fácil, era muy tacaño y además hipocondriaco (como su "discípulo por aquel entonces Woody Allen). Dijo de Allen en 1972: “Dicen que Allen se ha inspirado en los hermanos Marx: eso es mentira. Hace treinta años, nosotros nos hubiéramos inspirado en él”.

Mucha gente no sabrá que realmente triunfó fuera del cine también, presentando un concurso radiofónico llamado You Bet Your Life (Apuéstate tu vida). El programa, en el que Groucho entrevistaba a personajes peculiares o insólitos, tuvo un éxito tal que pasó al medio televisivo en 1950.

Durante los últimos años de su vida hizo amistades curiosas, p.e. Alice Cooper o el mismísimo Elton John, a quienes reconocía como compañeros comediantes por sus disfraces y numeritos en escena, y los mismísimos Queen, que sentían gran admiración por el humorista. Cuando Groucho se enteró de que una banda inglesa había titulado dos de sus discos A Night At The Opera y A Day At The Races, les invitó a una cena en su casa, les felicitó por sus canciones, y les ofreció su vieja guitarra acústica para que Freddy Mercury y sus chicos le obsequiasen con una serenata.

Murió en 1977, y tristemente sus últimos años fueron amargos, debido, dicen, a su compañera y manager desde 1965, Erin Fleming, 40 años más joven que él. Tras duras disputas con la familia, Fleming perdió la mayor parte de la herencia, viviendo sus últimos años sin hogar y en el mundo de las drogas, y suicidándose en 2003.

Este gran cómico del siglo XX quería que en su lápida figurara aquello de "disculpen que no me levante" y "ser enterrado encima de Marilyn", pero finalmente no fue así. Dio al mundo durante años su talento junto a sus hermanos, su inteligencia, picardía, espontaneidad y locuacidad, por lo que siempre será recordado.



Comentarios
@alexsts
@alexsts · Hace 2 meses
grande sin duda....😉👍
@virgilop
@virgilop · Hace 2 meses
sin duda...😉
@davdom
@davdom · Hace 2 meses
anda que no he visto veces Una Noche en la Ópera....jajaja
@eleperez
@eleperez · Hace 2 meses
El Hotel de los Líos me encantó jajaja
@veronica80
@veronica80 · Hace 2 meses
jajaja 👍
@victorgo18
@victorgo18 · Hace 2 meses
🤣🤣🤣🤣
@yadiratacle
@yadiratacle · Hace 2 meses
🤣🤣
@rauld
@rauld · Hace 1 mes, 4 semanas
grande!!!! 👍👍👍