Hákarl, una tradición gastronómica sólo para valientes...

Hákarl, una tradición gastronómica sólo para valientes...


@diegolop
Historia de @diegolop
Publicada el 5 de Julio de 2019 a las 09:20

Es un plato tradicional de Islandia, que tiene la extraña capacidad de producir curiosidad y rechazo a la vez, jeje. Está hecho a base de carne de tiburón de Groenlandia (o tiburón peregrino, animales que pueden llegar a casi la tonelada y media de peso), cuya carne es, en condiciones normales, tóxica, ya que su contenido en urea y óxido de trimetilamina la hacen muy poco aconsejable para su consumo en fresco, así que de manera tradicional se dejaba pudrir durante un tiempo hasta que estos componentes desaparecían de la carne.

Es fácil de encontrar en los supermercados islandeses. Hoy en día no se deja pudrir, sino que se deja durante unos 4 meses en "secaderos" dedicados al hákarl, donde la carne se cuartea para liberarla de las toxinas. Tras este proceso de curación (como un secadero de jamones pero el olor es muy distinto como pueden imaginar) lo que tenemos es una corteza marrón que se retira, y una carne fermentada de color blanco que se envasa y se conserva de manera refrigerada hasta su uso, eso sí, con un fuere olor a amoníaco y un sabor intensísimo, sólo para valientes. Muchos lo acompañan de una bebida típica islandesa, el Brennivín (o muerte negra, imagínense como será...).




Comentarios
@jorgesan
@jorgesan · Hace 2 semanas, 4 días
🤢🤢🤢
@pedro
@pedro · Hace 2 semanas, 4 días
jajaja cosas peores habrá.....no sé si muchas pero las habrá....🤣🤣🤣
@albertramos
@albertramos · Hace 2 semanas, 4 días
pues si que parece un secadero de jamones....jajaja
@martapereira89
@martapereira89 · Hace 2 semanas, 4 días
🤮🤮🤮
@lexsts
@lexsts · Hace 2 semanas, 3 días
jajaja 😜
@diegolop
@diegolop · Hace 2 semanas
jajaja que mala pinta tiene eso......