Probablemente el bocadillo más famoso de Nueva Orleans...