Algunas curiosidades del Capitolio de los Estados Unidos

Algunas curiosidades del Capitolio de los Estados Unidos


@alexsts
Historia de @alexsts
Publicada el 26 de Marzo de 2019 a las 10:57

Se encuentra en Washington D.C., la capital del país (en Capitol Hill). El edificio es un símbolo, es enorme y uno de los más importantes de Estados Unidos, porque alberga el Congreso, formado por la Cámara del Senado y la Cámara de Representantes. Desde su origen, a finales del siglo XVIII, se le ha considerado un símbolo de democracia y de libertad. Thomas Jefferson convocó un concurso de diseños en el que participaron muchos de los más renombrados arquitectos estadounidenses cuyo premio, en aquella época, era de 500 $ (se eligió el diseño de William Thornton).

Se le puso el nombre de Capitolio en relación con la antigua Roma, y su estilo (neoclásico y de color blanco) también recuerda a Roma. La cúpula actual se construyó entre 1855 y 1866, inspirándose en la Catedral de Londres (Saint Paul) y el Panteón de París.

Aún hoy en día, aún quedan salas y galerías sólo para hombres y sólo para mujeres en la Cámara de Representantes y en el Senado, vestigios de la época en la que la segregación por géneros era obligatoria...

Existen bañeras de mármol en el sótano, en las que los senadores solían bañarse, e incluso existen ascensores sólo para uso de senadores.

Bajo el edificio hay kilómetros de túneles y pasadizos y existe una línea de metro exclusiva para el personal del edificio.

Bajo la cripta del edificio hay un refugio nuclear.

A lo largo de su historia, en su interior han estallado varias bombas y ha habido algún tiroteo. 

Existió una ley que prohibía que cualquier edificio en Washington D.C. fuera más alto que el Capitolio. (se aprobó en 1899, pero no duró mucho, se desestimó en 1910).

En la impresionante Biblioteca del Congreso, se exponen obras como una Biblia impresa por Gutemberg o el documento de la Declaración de Independencia (ejemplar original).

En las proximidades existen diversos monumentos importantes que no pueden dejar de visitar si van a Washington: el Lincoln Memorial, el monumento a Washington (obelisco de 170 m de altura), la Casa Blanca (en el nº 1600 de Pennsylvania Avenue), el Monumento a la II Guerra Mundial, el Monumento a los veteranos de Vietnam, el Monumento a los veteranos de la Guerra de Corea, el Monumento a Martin Luther King, el Monumento a Thomas Jefferson (uno de los padres fundadores de la nación), o el Cementerio de Arlington (el campo santo más grande del planeta, con la tumba al soldado desconocido, la de John Fitzgerald Kennedy...).






Comentarios
@pedro
@pedro · Hace 3 meses
tomo nota!!!! 😉
@jota0810
@jota0810 · Hace 2 meses, 2 semanas
Wow que interesante! Muchas de las cosas no las sabía, gracias por el aporte.