Oradour-sur-Glane, un símbolo del horror nazi...

Oradour-sur-Glane, un símbolo del horror nazi...


@vicmun
Historia de Vicmun
Publicada el 25 de Enero de 2019 a las 12:02

Este pueblo es hoy día un conjunto de ruinas, un pueblo fantasma, testimonio de la peor masacre nazi durante la ocupación de Francia en la II Guerra Mundial. El 10 de junio de 1944, 642 personas, entre ellas, 207 niños (entre ellos 24 exiliados españoles de tres familias con niños de corta edad), fueron asesinadas por una unidad de la División SS (1º Batallón del Regimiento Der Führer, de la Waffen-SS) que se dirigía hacia el frente de Normandía para reforzar las defensas alemanas (el desembarco aliado en Normandía se había realizado 4 días antes). Situado a unos 20 km de Limoges, fue testigo de una brutal atrocidad, posiblemente la mayor de las perpetradas por los nazis en Francia, donde juntaron a toda la población y separaron, por un lado a las mujeres y a los niños, y por otro a los hombres. A éstos últimos los llevaron a una antigua granja, y los fusilaron. Después les pusieron encima todo lo que podía arder, como heno, paja, etc, y les prendieron fuego. Pero aún peor fue el destino que corrieron mujeres y niños, que, al llegar los nazis, se refugiaron en la iglesia. Fueron asesinados con granadas y ametralladoras, y después la iglesia fue quemada con todos ellos dentro. Luego quemaron el pueblo entero. Sólo unos pocos supervivientes lograron escapar.

Se ha especulado el porqué de todo esto, y se han formulado varias hipótesis, una de ellas es la posible confusión de Oradour-sur-Glane con Oradour-sur-Vayres, a unos 30 kilómetros al sudeste, donde se apuntaba a la existencia de un depósito de armas de la resistencia francesa. Otra hipótesis apunta a que la 2ª División Panzer de las SS Das Reich pasó por allí y hubo alguna denuncia, algún ataque de la resistencia o alguna desaparición de un alto oficial de las SS. Por lo que el líder de la unidad, Otto Dickmann, ordenó rodear el pueblo, congregar a los habitantes en la plaza y acabar con ellos y con el propio pueblo.

En marzo de 1945, el presidente Charles de Gaulle visitó las ruinas (328 edificios destruidos) y anunció a toda Francia que aquello iba a quedarse como estaba. Sería una garantía, dijo,  para la memoria y un símbolo de lo que nunca debía volver a suceder. Y para ello, el nuevo Oradour debía renacer al lado. El pueblo se convirtió pronto en emblema de la reconstrucción nacional. Fue clasificado monumento histórico en 1946, y desde entonces las ruinas son visitadas cada año por unas 300.000 personas. Los destrozados restos de Oradour, junto con un centro de interpretación de la matanza abierto en 1999, "perpetúan un mensaje de memoria y de paz", según explican desde la propia institución.

Hoy día, al otro lado de la carretera, a pocos metros de las ruinas, el nuevo Oradour es un pueblo casi normal...

 

 

 

 

 


Comentarios
@cristi90
@cristi90 · Hace 5 meses, 4 semanas
que horror.....
@davdom
@davdom · Hace 5 meses, 4 semanas
algo que no se debe olvidar sin duda
@lexsts
@lexsts · Hace 5 meses, 4 semanas
un lugar al que sin duda se debe ir, y recordar aquello que nunca deberia volver a pasar...
@pedro
@pedro · Hace 5 meses, 4 semanas
que barbaridad....animales...