Chott el Djerid, un impresionante paisaje desolado...