Deadvlei, los árboles muertos del Desierto del Namib