Kachi Lodge, descanso en las alturas