Katherine Johnson, una mujer muy especial