Kjeragbolten, la roca en el abismo...