La leyenda de Bell Witch, ¿brujería o asesinato?