La montaña rusa que nunca funcionó en el parque de la ciudad de Buenos Aires