OOPArts, los artefactos fuera de lugar