Un monumento no destinado a quedarse...