¿Un museo dedicado a los inodoros? Sí, existe...