Un postre delicioso y sorprendente: una tarta de melocotón frito servida en palo