Una capilla de lo más terrorífica...