Una serpiente gigante en la costa francesa