Coronavirus y murciélagos, una curiosa relación...