Hákarl, una tradición gastronómica sólo para valientes...